Cuentos de terror y profecias por Alejandra Sanders.

Cuentos de terror y profecias por Alejandra Sanders.

 

        La vida es demasiado divertido, a veces se predica en partes imaginables.

        Lo digo con conocimiento, por lo que podía imaginar un día, un estudiante promedio, que dirigía el campo del lenguaje portugués, si impregnar la literatura brasileña, y con ella ir las cartas y textos de varios amigos escritores y poetas, yendo más allá, consiguiendo contratos con las principales editoriales, la construcción de una sociedad fuerte que publicar y difundir sus obras en el país y el mundo.

        Cada uno tiene un placer en la vida, muchas personas viajan a través de continentes y conocer el mundo a través de los movimientos del aire, mar o tierra, y muchos otros de adquirir conocimientos y conocer el mundo a través de la cultura y los libros.

        Con la mirada crítica de alguien que tuvo que romper las barreras en este medio literario para lograr el respeto y ser reconocidos, no pueden pasar inadvertidas verdaderas obras de escritores y poetas contemporáneos que se plantean en el país y el mundo.

        Y es con gran placer que ahora les traigo el trabajo de un amigo de las letras, un poeta y escritor que con un lenguaje simple y dinámica nos lleva al mundo de los sueños en sus textos.

 

        Conocé Alejandra Sanders y sus obras a través de su blog y su página.

 

cuentosdeterroryprofeciasalejandra.blogspot.com.br/2015/01/descodificando-un-sueno.html plus.google.com/101438272608720667574/posts.

 

A todos nuestros amigos buena lectura y estar con Dios.

Leandro Campos Alves.

 

 

Conozca parte de su trabajo como copia abajo:

DESCODIFICANDO UN SUEÑO

 

Gif tomado de google

 

 

«Rosas rojas alfombran la cama. Mi cuerpo desnudo y frío es arropado por miles de pétalos. El carmesí contrasta con las hojas y tallos esmeraldas. Escondidas a la vista, permanecen las pálidas sábanas. Tan solo retazos de mi carne atezada hierven en este caldo granate y perfumado. La ebullición atenaza mi miembro, extremidades y cabellos. Mientras más me revuelvo entre esta deliciosa sangre, más me hundo. Una vorágine nace en mis ojos flipados. Ahí convergen todos los ingredientes ya mineralizados: flores, hojas, telas y carne. Las únicas que son vetadas y no pueden colarse, son las espinas, asesinas ásperas, criminales indiferentes e impúdicas. Un ángel de alas negras, mete sus manos en las cavidades donde antes estaban mis ojos, remueve constantemente. Sus manos se convierten en dos cuervos que picotean…»

 

El eco lejano de una voz furiosa llega a  mis oídos.

 

—¡Jonás!, ¡Jonás!

 

Me estiro. Doy unas cuantas vueltas en mi cama “King”  y termino de desperezarme. El fastidio me enerva cuando vuelvo a escuchar la voz de mi madre, quisquillosa como de costumbre, agriándome el crepúsculo.

 

Sumado a eso, el sueño perturbador: rosas, sangre…espinas. En mi mente son secuencias evanescentes, como una vieja fotografía, atrofiada por el tiempo. Intento atrapar algún fragmento onírico, que apunte a una dirección específica y me diga sin tanta complejidad burda «éste es su significado». No obstante, cual rebeldes fantasmas, se niegan a manifestarse con claridad.

 

Mi bendita madre persiste en su trabajo matutino, del que soy su prioridad. Actúa como un enemigo. Cada día tengo que enfrentarme a malandrines, al hampa, a corruptos y degenerados. La convivencia y familiaridad con esos indeseables ha esculpido mi genio de tal forma que veo cada maniobra maternal como si fuese un acto criminal. En un punto de quiebre, ignoro el momento, imagino que fue algo paulatino e imperceptible, la bifurcación del hogar y el trabajo, se unificaron. Ambos componentes se fraguaron y se solidificaron. Tanto mi madre como los maleantes son analizados por mi ojo de águila y sopesados por la balanza de mi justicia.

 

Y la voz de la mujer, en cuyo útero nadé, me incita a levantarme definitivamente de la cama.

 

—¡Jonás!, ¡Qué vago eres por dios! ¡Levántate ya! mueve ese culo y ve a atrapar ladrones. ¿Donde se ha visto a un policía irresponsable?, ¡ve y desquita tu sueldo!

 

Mientras me cepillo los dientes y me rasuro, le doy vueltas al sueño de las rosas. Sé que eran rojas, pero mis intentos por recordar su desenlace son vanos.

 

En la mesa, el desayuno está dispuesto. Por unos minutos, contiendo con mi madre, su verborrea excede a la mía. Por lo que, para evitar el tormento, atravieso la puerta y me dirijo a mi trabajo, con el estómago semivacío.

 

El viento golpea mi rostro. He optado por no usar el casco; quiero que el aire me despabile y refresque mis neuronas aun dormidas. El hastío del ambiente corrupto frena y consume mis ganas de enfrentarme a esa mafia con la que me relaciono a diario. Por esa razón, voy tan solo a sesenta kilómetros por hora. La moto se ajusta a mi cuerpo como si fuera una prenda de vestir más.

 

En estos momentos íntimos, no hay madre ni patán que interrumpa mis disquisiciones. El sueño…quiero atraparlo. Parece una mariposa escurridiza que se confabula con el viento y escapa; está fuera de mi alcance.

 

Una llamada a mi celular. El Teniente Badillo me indica que vaya al Boulevard de la Alameda. Hay un tiroteo entre pandillas juveniles. Me pregunto cómo pueden estar enfrascados en sus estúpidas riñas a estas horas. Con mi mano derecha palpo el interior de mi chaqueta de cuero, mi arma está en su lugar. 

 

Durante dos años mi colt cuarenta y cinco me ha resguardado de salvajes proyectiles y, a pesar de la apatía que me invade hoy, siento que la seguridad que me proporciona, acaricia mi pecho. Sin más, me enrumbo a la reyerta.

 

Estoy a treinta metros aproximadamente del tiroteo. En mis oídos, suenan los silbidos de las balas, palabras obscenas y aullidos de dolor. Son los estertores de la muerte, bailando su último vals.

 

Estaciono la moto en un rincón y me apeo de ella. Desenfundo mi colt y avanzo en dirección a la caterva. A medida que me aproximo, el ruido se torna infernal.

 

La zona de guerra parece un espectáculo teatral. Soy su espectador insigne, el proscenio es un reguero de sangre, cadáveres de niños que recién arañaban la pubertad. Aunque es más fácil enfrentarse a estos chicos, por ello me envió el Teniente Badillo a este matadero de terneros, solo; también es cierto que debatirse con ellos deprime más que hacerlo con los hampones experimentados.

 

Los perdigones ululan. Zigzagueo para evadir balas perdidas. Solo ante la opulenta ráfaga de municiones, me percato que mi colt, no será un guardaespaldas eficiente. Llamo a la comisaría para que envíen dos refuerzos,  pero no puedo esperar a que lleguen. De manera que, ceñudo y con arma en ristre, me interno en la selva de fieras núbiles.

 

Me agazapo y gateo sobre el cemento. Me topo con uno de los cuerpos. A simple vista sé que está muerto. Su expresión angelical me estremece, ajeno al odio visceral que despliegan sus amigos y enemigos. Tal vez esté ya transmigrando su alma a otro cuerpo, a otra vida mejor o, por lo menos diferente.

 

Un proyectil pasa rozando mi cabeza. Instintivamente me tiro sobre el cadáver del niño. Por breves segundos me quedo allí, tendido. Me incorporo y veo, horrorizado, a otro púber, con expresión asesina apuntándome con un mini-revólver…

 

«Los cuervos se sacian con mi ojos. Ojos a su vez, anteriormente atiborrados con las rosas rojas, las sábanas blancas y mi propia carne, atoran las gargantas córvidas. Los pajarracos mueren y el ángel de alas negras se evapora»

Todo se ralentiza. Mi ropa está ensangrentada, es la sangre del chico y la mía. 

 

Por Alejandra Sanders

Escritores Convidados.

Ana Sampaio

    Ana Luiza Sampaio, reside em Belo Horizonte/MG, Brasil. Graduanda em Serviço Social e Filosofia. Certificado de “Amigos da Paz, das Artes, da Poesia e da Vida” – realização da Embaixada da Paz – CUEP, Rede Catitu, Alô Vida e Centro Cultural Lagoa do Nado, 2013 – Belo...

ALMIR ZARFEG

        Poeta e jornalista. Preside a Academia Teixeirense de Letras (ATL). É autor de mais de 20 livros entre os gêneros: poemas, crônicas, contos, novela, infantojuvenil e reportagem.Integra diversas instituições literárias dentro e fora do país. Iniciou-se na...

ALEXANDRA MAGALHÃES ZEINER

    Alexandra Magalhães Zeiner é mãe, aprendiz das letras, curadora, tradutora, professora, acima de tudo uma sonhadora. Nascida em Fortaleza, hoje cidadã do mundo, residiu em vários países quando trabalhava como pesquisadora. Desde 2012 foi adotada pela Alemanha. Tem cinco livros...

ALDIRENE MÁXIMO

Antologista, biblioterapeuta, blogueira, cronista, escritora, narradora de histórias, palestrante, poeta, professora, psicopedagoga e revisora de textos.   LIBERTADOR Libertador: Que liberta a dor:  O Amor!   PAZ Ouvindo mais  Falando menos...  Aprendendo...

ADILSON QUEVEDO

Adilson Luiz Quevedo, ficcionista, mestre em filosofia pela UFMG, trabalhou no Palácio das Artes, Biblioteca Estadual de Minas Gerais e Cine Belas Artes. Atuou na Diretoria de Ações Culturais da UFMG e no projeto Filosofia na Praça. Em 2015 publicou um livro de contos intitulado A volta ao mundo...

Isa Ma da Silva

        Maria Aparecida da Silva, nascida em Barra Mansa, RJ, no dia 21-08-51, empresária de moda e beleza, aposentada!         Estudou no Grupo escolar Henrique Zamith e Barão de Aiuruoca, divorciada, três filhos e três netos.  ...

Poeta Marcos Horto

        A Fan Page do Poeta Marcos Horto é um sucesso de visualizações, com mais de 14.000 curtidas, seu trabalho encanta com seus banners e poemas, que encantam os olhos e o coração.         O Poeta também tem seus trabalhos divulgados no...

Mariano Valverde Ruiz

        Los versos acortan distancias, continén y conocimientos, nos muestra la cultura de otros idiomas, simplemente belissiomo el trabajo de este poeta que acabo de conocer sus textos y biografía.         Enhorabuena al poeta Mariano...

Altieres Rocha

        Meu amigo Altieres, me curvo em referência aos seus versos, a coragem de expor para ajudar o próximo, a sabedoria lírica dos versos, o mostrar da paixão desnuda de uma alma pura, a superação em pessoa e versos.         Parabéns...

Isaías Medina López

        Hoje a literatura não tem mais fronteiras, idiomas e separação de gêneros.         Território é a representação dos limites geográficos de nações, porém o talento literário rompe estas barreiras e nos presenteiam com amizades de...
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>