Mariano Valverde Ruiz

Mariano Valverde Ruiz

        Los versos acortan distancias, continén y conocimientos, nos muestra la cultura de otros idiomas, simplemente belissiomo el trabajo de este poeta que acabo de conocer sus textos y biografía.

        Enhorabuena al poeta Mariano Valverde, que sus sueños nos lleven en el soneto de sus versos.

        

Leandro Campos Alves

Septiembre de 2017.

 

LA ATLÁNTIDA

 

La voz de los atlantes

busca su eco en nuestra época

para advertirnos cómo nace un mito

cuando el fragor del tiempo

y su espíritu caníbal

sucede a la memoria de los hombres.

 

Nadie sabe por qué son parte del pasado.

Tal vez supiesen mucho

sobre la soledad de los humildes

ante el poder terrible de la envidia,

o de la tiranía que encarna la ambición

y los brillos metálicos del cielo.

O quizá fuesen víctimas de la terca soberbia

de las fuerzas ocultas de la tierra.

 

Para todos los que nos preguntamos

sobre la verdadera existencia de la Atlántida,

las dudas van creciendo

con la sangre que nutre las palabras

desde los tejados de Tarsis,

las páginas lejanas de la biblia,

o los sabios escritos de Platón.

 

Tal vez en el futuro

el concepto de pueblo ya desaparecido

se irise con las luces

de las ciencias arqueológicas.

Hoy, la certeza sobre su existencia

es una línea tan ambigua

como la que traza la duda,

y ambas se complementan para desorientarnos.

 

Cada vez que pisemos la arena de una playa

y recojamos de su seno

caracolas de orígenes ignotos,

preguntaremos a la brisa

que circule por ellas

si existió la Atlántida,

si es un mito poético

o una remota fábula

del inconsciente colectivo.

No obtendremos respuesta,

y pensaremos,

irremediablemente,

en el final posible de los nuestros.

 

 

 

OTRA REALIDAD

Todos los derechos reservados

Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

EL DESEO O LA LUZ

 

Entre las sombras tétricas descubro
la luz y el claro signo que me ofreces
como dádiva tierna. Nace en mí
la fuerza necesaria para verme
esbozado en colores de osadía
sobre el lienzo del tiempo. Con escalas
de besos y esperanza somos prófugos
de la existencia, dos alientos libres
que descubren la tierra desde el cielo
flotando con el aire que da vida
y son completamente. Comparamos
la luna de los sueños con el lápiz
que traza los senderos del futuro.
Convertimos los días en mirada
perdida entre las sábanas del alba.
Somos briznas de hierba en el desierto,
la raíz del destino, o sólo seres
buscando el pergamino que describe
cómo son los secretos de la vida.
Somos luz o deseo en un momento
de piel en llama cerca de las horas
que olvidan el invierno tras las manos.
Y lo demás,si existe, no nos falta.



(El deseo o la luz. Ed. Universidad de Murcia.)
Todos los derechos reservados
Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

LOS LABERINTOS DE MINOS

 

Detrás de cada sueño

descubrimos los laberintos

que construyó Minos en Creta

como premonición del desencanto.

Esconden un toro de muerte

entre sus callejuelas

que espera nuestra sangre

igual que un asesino de la realidad.

 

Mientras somos la fábula

de un comediante iluso,

los sueños, en su hermoso recorrido,

dejan un horizonte de futuro

entregado a la vida que quisiéramos ver.

Y después, despertamos

como elegías de una imagen vieja,

resignados a ser los inquilinos

de una vida prestada,

prisioneros del tiempo

en la realidad que nos pinta el azar.

 

A pesar de saberlo,

volvemos a las calles señaladas

por el signo de quien amó los sueños

porque así pensaba que eludía

los límites concretos de la fatalidad.

No nos queda otra forma

de salir de los laberintos

que condicionan nuestro caminar.

 

OTRA REALIDAD

Todos los derechos reservados

Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

LOS LABERINTOS DE MINOS

 

Detrás de cada sueño

descubrimos los laberintos

que construyó Minos en Creta

como premonición del desencanto.

Esconden un toro de muerte

entre sus callejuelas

que espera nuestra sangre

igual que un asesino de la realidad.

 

Mientras somos la fábula

de un comediante iluso,

los sueños, en su hermoso recorrido,

dejan un horizonte de futuro

entregado a la vida que quisiéramos ver.

Y después, despertamos

como elegías de una imagen vieja,

resignados a ser los inquilinos

de una vida prestada,

prisioneros del tiempo

en la realidad que nos pinta el azar.

 

A pesar de saberlo,

volvemos a las calles señaladas

por el signo de quien amó los sueños

porque así pensaba que eludía

los límites concretos de la fatalidad.

No nos queda otra forma

de salir de los laberintos

que condicionan nuestro caminar.

 

 

OTRA REALIDAD

Todos los derechos reservados

Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

LA AVENTURA DE ÍCARO

 

Ícaro alzó el vuelo mientras se preguntaba

en qué viejo paraje del espacio

residían los años de aventura,

los anagramas libres de la palabra tiempo

y la verdad de la existencia.

Desde el aire buscó

en qué esquina del cielo

se celebraban cultos a la vida soñada.

Voló tan alto como pudo

hasta que el sol fundió la cera de sus alas

y el mar recibió su último latido.

Fue demasiado tarde para rectificar

de su terrible error.

En el aire quedaron todas sus ilusiones:

la ambición de ser diferente,

llegar a lo más alto,

saber más que su padre.

Desapareció bajo las aguas del océano

la imprudencia del joven

que retó a las leyes del cosmos

para buscar la cuna

donde habita el origen de la felicidad.

Y aunque su loca luz acabó siendo

semejante a la noche eterna,

perduran sus secuelas en los hombres

como fatales formas de atenuar

los gravámenes de la muerte

y la impostura del silencio.

 

OTRA REALIDAD

Todos los derechos reservados

Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

 

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE DÉDALO

 

Tras la muerte de su hijo Ícaro,

Dédalo envejeció con la certeza

de que nada sería ya como antes.

Por más que construyera grandes templos,

ningún dios sería piadoso con su alma.

Él fabricó las alas

con las que su hijo puso el final a su vida

al querer conseguir el dorado del sol.

Para nada sirvieron sus consejos:

«nunca vueles muy bajo

porque te alcanzarán las olas traicioneras,

ni demasiado alto o el sol derretirá

la cera de tus alas y caerás al suelo».

 

Cada noche, una luna alada y herida

se refugiaba en los campos estelares

buscando su infinita oscuridad.

Dédalo la perseguía con sus ojos,

abandonaba su cuerpo bajo las huellas del calzado

e intentaba seguir el mismo rumbo.

Condensaba en su alma la inmensidad oscura,

el reflejo del caos y la amarga tristeza

de sentirse culpable. Notaba en sus arterias

esa terrible herida de la sombra

que provoca la huida del cuerpo entre tinieblas

hacia el mar lobulado de la noche.

 

No había nada que lo ilusionase.

Nada con lo que poder dar presencia

a la imagen de su hijo.

Nada que le trajese una esperanza

tras los pasos perdidos del camino.

Ya no existía aliento con el que consolar

la negra turbación de su fracaso,

la desesperación

que crecía con cada instante

bajo los pliegues de su piel.

 

Una memoria llena de ácidas soledades

se diluía en su pensamiento

portando los recuerdos

de todo lo que no pudo enseñar.

Todo lo que aprendió en la vida

para facilitar los pasos de su vástago,

se perdería para siempre

con las cenizas yermas de su cuerpo.

Con ese sentimiento dejó el mundo.

Pero la muerte quiso que su voz perdurase

con la sabiduría del dolor

para advertir a todos los que emprendan el vuelo

que no lo hagan ni muy alto ni muy bajo.

Y que escuchen la voz de sus progenitores.

 

OTRA REALIDAD

Todos los derechos reservados

Mariano Valverde Ruiz (c)

 

 

DATOS BIBLIOGRÁFICOS DE MARIANO VALVERDE RUIZ

 

Mariano Valverde Ruiz (Lorca, Murcia, 1958). Profesor de enseñanza primaria.

Publicaciones:

-Esquirlas de carne (Poesía. Espartaria 1999)

-Tierra de papel (Poesía. Ayuntamiento de Lorca 1999)

-Ahora que me deja la vida (Poesía. Ayuntamiento de Lorca 1999)

-El deseo o la luz (Poesía. Universidad de Murcia 2004)

-El fuego del instinto (Poesía. Ed. Vitruvio. Madrid 2006)

-Las sombras del paraíso (Relatos. Ed. Círculo Rijo 2015)

-La campana de Altobordo (Relato dentro deLa fuente del oro, Espartaria 2003)

-Terror en el Óvalo (Relato dentro de La ciudad de los escudos, Espartaria)

-Un cuento para Irene (Cuento dentro de Un cuento para Irene, Círculo Rojo 2016)

Colaboraciones:

Revista Vivir en Lorca (España)

Revista Abaniko (España)

Revista Baquiana (Miami, Estados Unidos)

Premios:

-Accésit Premio de poesía Dionisia García-Universidad de Murcia 2004

Contacto:

Facebook: Mariano Valverde Ruiz

Blogger: marianovalverdeautor.blogspot.com

Fuente:marianovalverdeautor.blogpot

marianovalverdeautor.blogspot.com.br/

Escritores Convidados.

Isa Ma da Silva

        Maria Aparecida da Silva, nascida em Barra Mansa, RJ, no dia 21-08-51, empresária de moda e beleza, aposentada!         Estudou no Grupo escolar Henrique Zamith e Barão de Aiuruoca, divorciada, três filhos e três netos.  ...

Poeta Marcos Horto

        A Fan Page do Poeta Marcos Horto é um sucesso de visualizações, com mais de 14.000 curtidas, seu trabalho encanta com seus banners e poemas, que encantam os olhos e o coração.         O Poeta também tem seus trabalhos divulgados no...

Mariano Valverde Ruiz

        Los versos acortan distancias, continén y conocimientos, nos muestra la cultura de otros idiomas, simplemente belissiomo el trabajo de este poeta que acabo de conocer sus textos y biografía.         Enhorabuena al poeta Mariano...

Altieres Rocha

        Meu amigo Altieres, me curvo em referência aos seus versos, a coragem de expor para ajudar o próximo, a sabedoria lírica dos versos, o mostrar da paixão desnuda de uma alma pura, a superação em pessoa e versos.         Parabéns...

Isaías Medina López

        Hoje a literatura não tem mais fronteiras, idiomas e separação de gêneros.         Território é a representação dos limites geográficos de nações, porém o talento literário rompe estas barreiras e nos presenteiam com amizades de...

Kátia Storch Moutinho

        Mineira de Teófilo Otoni-MG, radicada em Vitória - ES desde 1981; neste tempo, um hiato, onde foi cursar Design Gráfico na UEMG, em Belo Horizonte.         Empreendedora por natureza e acima de tudo, alguém que ama...

Gravatá Dea G. Coirolo Antunes

        Nasci no Uruguai, fiquei lá até meus 38 anos. Em 1984 vim para o Brasil como correspondente extrangeira do Jornal El Telegráfo de Paysandu Uruguay. Viajei por outros continentes. Sou prof. de Biologia. Curto poetas como Lorca, Neruda, Miguel, Hernandes; Manuel...
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>